Recientes

Alcalde Mella: “No hay ninguna posibilidad de consolidar nuevas casas en la ladera sur del cerro Mayaca"

Jefe comunal se reunió con dirigentas del grupo que ocupó ilegalmente terrenos del histórico cerro y les ofreció organizar un comité de vivienda

Su disposición para apoyar a las personas que iniciaron una toma de terrenos en la ladera sur del cerro Mayaca, para que postulen a una vivienda por las vías legales, manifestó el alcalde de Quillota, doctor Luis Mella Gajardo. El jefe comunal se reunió este miércoles con tres representantes de las familias, acompañado por el administrador municipal y el director de Desarrollo Comunitario, entre otros directivos municipales.
La ocupación ilegal de terrenos en el cerro Mayaca comenzó hace algunos meses, con no más de cinco familias que se instalaron en el lugar, las que han sido monitoreadas y orientadas a través del equipo social de la Municipalidad, en miras a su erradicación. Además, se iniciaron las acciones legales correspondientes, considerando que la entidad edilicia es propietaria del cerro, tal como lo consigna el título de dominio a nombre de la Municipalidad.

Sin embargo, en medio de este proceso, esta semana un grupo cercano a las 40 personas llegó con vehículos y materiales hasta la ladera sur del cerro y demarcó algunos paños de terreno, con la intención evidente de instalarse ahí. Esto generó la inmediata reacción de la Municipalidad de Quillota, a través de sus equipos de Administración, Jurídico, de Desarrollo Comunitario y Área Operativa.
Estas acciones permitieron generar la reunión realizada este miércoles con tres dirigentas de las familias en toma, todas quillotanas, quienes concurrieron hasta la Alcaldía para reunirse con el doctor Luis Mella y su equipo. En la ocasión lograron un principio de acuerdo, que contempla el retiro de las familias que ellas representan, en tanto que la Municipalidad se encargará de organizar un comité de vivienda, que les permita postular definitivamente a la casa propia.
Tras la cita, el alcalde manifestó “toda mi comprensión, mi empatía y mi entendimiento del dolor que significa no tener casa propia, tener que pagar arriendo, vivir una crisis por culpa de la pandemia, no tener trabajo y que te ordenen dejar la casa que estás arrendando. Muchos son personas a las que conozco por años y que habían tomado la decisión de ocupar parte de los terrenos del cerro Mayaca. Con esas familias hemos tenido una reunión y hemos llegado a un acuerdo: vamos a formar un comité de vivienda y les vamos a apoyar con todo para que puedan aspirar, como corresponde, a tener una vivienda dentro del marco legal”.
Sin embargo, el jefe comunal fue enfático en señalar que no aceptará que personas se aprovechen de la necesidad de quienes lo están pasando mal debido a la pandemia. Según dijo, “con respecto al resto de la gente, algunos que hemos pesquisado que ni siquiera son de Quillota, otros que ya tienen vivienda y que han llegado a tomarse un terreno ilegalmente, lo que tiene que actuar aquí es el ejercicio del Derecho y eso significa que ojalá tengamos el pronunciamiento de la Justicia, ya que hace varios meses que presentamos un recurso en la Fiscalía y segundo, estamos en coordinación con el gobernador, para que, si no entienden, sean desalojados”.
“Ninguna posibilidad”
El alcalde de Quillota explicó que, además de que la toma de un terreno es un procedimiento ilegal, existen dos importantes razones por las cuales no está considerada ni es aconsejable la construcción de viviendas en el histórico cerro quillotano, el mismo desde el cual el fundador José de Concha y Salvatierra trazó las primeras 36 manzanas de la ciudad junto al obispo Luis Romero, en 1717.
La primera razón es que “el terreno es un área verde. Es el futuro parque que va a tener el cerro Mayaca. Es lo que protegimos después de algunas decisiones que no fueron las más adecuadas, pero que fuimos, de alguna manera, resolviendo a través de la consolidación de las personas que vivieron en el cerro y que en su maravillosa, hermosa historia que tienen, fueron construyendo con mucho esfuerzo alcantarillado, agua potable, pavimentación, baños, consultorio, con el apoyo también del Municipio y de los gobiernos de turno”. Cabe señalar que el prediseño de ese parque urbano ya fue lanzado por la Municipalidad en abril de 2018, rescatando la idea de que el cerro Mayaca es el principal pulmón verde de la ciudad.
Pero también resulta inviable construir en la ladera sur porque esa zona no reúne las condiciones necesarias para instalar viviendas, generando -por su topografía- un grave riesgo de derrumbes, aluviones o incendios, que podrían desembocar en una tragedia. Por ello, el alcalde enfatizó que “lo segundo es que, permitir que se tomen terrenos en un cerro, sin urbanización, sin alcantarillado, sin agua, sin evacuación de aguas lluvia, es permitir una futura desgracia para nuestra gente y para la gente que se lo tome. Por lo tanto, no hay ninguna, recalco, ninguna posibilidad de consolidar nuevas casas en la ladera sur del cerro Mayaca”.
Por ahora, la Dirección de Desarrollo Comunitario realiza un catastro de las familias y se organizará con las dirigentas que manifestaron su voluntad de desistir de la toma, para iniciar la conformación del comité de vivienda, brindándoles asesoría respecto a los requisitos y procesos de postulación. Además, se harán cargo de un par de casos sociales que requieren atención urgente, para apoyar sus necesidades. Esto, en paralelo a la coordinación que la Municipalidad mantiene con la Gobernación de Quillota, encargada de la seguridad pública en la Provincia.